Apalancamiento: La clave que hará la diferencia en todo lo que hagas

“Dame una palanca suficientemente larga, y un lugar donde pararme, y moveré la tierra.” — Arquímedes

Vivimos en un siglo donde cada vez es más importante la calidad nuestras decisiones ya que cada decisión tienen “leverage”.

El concepto leverage(en español apalancar) es un modelo mental fundamental que nos ayuda a crear ventajas desproporcionadas. Poder crear más resultados, con menos esfuerzo.

El término leverage proviene del Proto-Indo-European ‘legwh’ que describe algo ligero, ágil, o fácil. También viene del la palabra en Latin ‘levare’ que quiere decir “no pesado”. Pero la palabra absorbida en inglés en el siglo XIV del francés antiguo, donde ‘levier’ que se refería a levantar algo.

La esencia de este concepto es encontrar eso que va hacer todo más fácil. Es convertir algo “pesado” y hacerlo ligero al levantarlo de una manera específica.

En la vida tenemos problemas que resolver, pero hacerlo inteligentemente es donde esta la genialidad. Al afrontar un problema difícil es cuestión de ver dónde reside el punto más importante de apalancamiento.

Un punto de apalancamiento es donde una pequeña diferencia puede hacer una gran diferencia.

Los puntos de apalancamiento proporcionan ideas y procedimientos del núcleo para formular soluciones.

La identificación de los puntos de apalancamiento nos ayuda a:

  • Crear nuevos cursos de acción.
  • Desarrollar una mayor conciencia de aquellas cosas que pueden causar dificultades antes de que haya signos obvios de problemas.
  • Descubrir qué está causando dificultades.
  • Usar nuestros recursos de la manera efectiva.

Si sabemos cual ese punto podemos tomar acciones pequeñas y bien enfocadas que pueden producir mejoras significativas y duraderas.

“Es más fácil conquistar, que administrar. Con suficiente influencia, un dedo podría volcar el mundo” — Jean-Jacques Rousseau, El contrato social

Si observamos los problemas y buscamos maneras de “apalancarnos” en diferentes situaciones de nuestra vida, podemos cambiar completamente las reglas del juego a nuestro favor.

El principal recurso que tenemos para crear apalancamiento es el tiempo. Como invirtamos nuestro tiempo va a depender el apalancamiento podemos crear.

Podemos apalancar nuestro tiempo para invertirlo creando:

  • Habilidades (specific knowledge leverage)
  • Creando relaciones de negocios (partnership leverage)
  • Reputación (brand leverage)
  • Levantando capital (capital leverage)
  • Contratando empleados (labor leverage)
  • Leyendo and consumiendo contenido educacional (knowledge leverage)

Si inviertes tu tiempo creando a ti mismo. La combinación de apalancamientos te convertirá en un activo.

El apalancamiento crece con responsabilidad y tomando riesgos. Creamos apalancamiento persiguiendo oportunidades asimétricas (donde la ventaja es ilimitada y la desventaja es casi insignificante).

(non-leverage man vs leverage man)

Cuando empiezas un negocio, estas creando una replica de ti. El resultado es crear un activo, que pueda crear un apalancamiento ilimitado.

Emprendedores diseñan vehículos de crear apalancamientos. Ellos construyen máquinas que crean apalancamiento financiero y de tiempo.

El negocio aprovecha otros activos en forma de mano de obra, capital y productos. El potencial de apalancamiento es ilimitado. El apalancamiento de los negocios es crear activos y maximizar su utilidad.

El software y los medios de comunicación funcionan como robots que trabajan para ti mientras duermes.

También en los negociaciones podemos usar apaleamiento ya que:

  • La persona que crea más valor tiene apalancamiento.
  • La persona que puede alejarse tiene apalancamiento.
  • La persona que es insustituible tiene apalancamiento.
  • La persona que tiene una segunda opción tiene apalancamiento.
  • La persona que conoce los números tiene apalancamiento.

Quiere decir que sino estamos viendo donde crear apalancamiento, estamos perdiendo oportunidades que podría ayudarnos a crear la vida que queremos.